Evangelio de hoy: Jueves 27 de Octubre. “Márchate, Herodes quiere matarte”

334
0
Compartir

Comentario al Evangelio.

El Evangelio de hoy, 27 de octubre de 2016, es el de San Lucas 13, 31-35. En estos versículos del evangelio, vemos como unos fariseos se acercan para avisar a Jesús que Herodes quería matarlo. Aquí debemos atender a dos actitudes la de los fariseos y la de Jesús. Empecemos considerando la actitud de los fariseos, aparentemente se acercan al Señor porque temen lo que le pueda pasar, eso expresan sus palabras, pero San Cirilo nos desvela la actitud de su corazón, cuando comenta estos versos dice que las palabras del Señor excitan la ira en el ánimo de los fariseos, porque veían que los pueblos ya arrepentidos abrazaban la fe de Jesucristo. Por esta razón, cómo veían que perdían la autoridad que tenían sobre los pueblos y disminuía su lucro, aparentando que amaban al Salvador, le aconsejan que se marche de alli. Pero El Señor conoce sus corazones y fines y les contesta con mansedumbre por medio de figuras.

Y la otra actitud es la de Jesucristo, Él, Dios y Hombre verdadero, es enviado por el Padre a cumplir una misión, la misión de la Redención del hombre, esta misión es dirigida directamente por Dios y ni los miedo, ni las amenazas apartan un ápice al Señor del camino marcado por su Padre. Vemos en esta actitud del Señor un ejemplo para nuestras vidas, ¡Cuántas veces dejamos de obrar como debemos por miedos! quizá por miedo al que dirán, por miedo a ir en contra de mi pasión desordenada, por miedo a mil cosas.

El miedo es lo que nos impide vivir en profundidad el amor a Cristo, el miedo a perder lo que tenemos, el miedo al que dirán, el miedo a mis inseguridades, todos estos miedos nos alejan del Señor. Andamos en un valle de lágrima, rezamos en la Salve, y en este valle de lágrimas, los hijos de las tinieblas van a intentar asustarte para que no te entregues de veras al servicio de nuestro Señor. Debemos confiar en Su gracia, debemos confiar en Su amor que sabemos que nunca nos va a faltar, y salir adelante por encima de todos nuestros temores. Temores, que por otro lado, son puras ilusiones, son fantasías que nos hemos formado en nuestra mente, pues los hijos de las tinieblas juegan con ese arma, con la imaginación, decía Santa Teresa de Jesús, que la imaginación es la loca de la casa, la imaginación es utilizada por ellos, por los hijos de la perdición para alejarnos de nuestra senda, de la senda del amor, que es alegría, que es sosiego, que es descanso en el Señor, todo lo contrario de lo que nos dan los fieles seguidores del maligno.

Nos sirva el evangelio de hoy para aprender a discernir, aprender a discernir cómo debemos avanzar sin miedos por la senda del Bien, y cuando un pensamiento, una imaginación, nos asusta y nos aleja de esa senda, sepamos discernir, sin dudar, que viene del demonio y no del Señor.

Oración.

Señor, ¿cómo es posible que Herodes, que presumía de que te escuchaba a gusto, que sabía que eras hombre recto y profeta, trame tu muerte? ¿Se ha vuelto loco? Casi. Ya tuvo que enfrentársele Juan el Bautista, al que acabó decapitándolo, por denunciarle que no le era lícito convivir con la mujer de su hermano. Tu sigues tu camino. Amas a Herodes, tu Misericordia llega a todo hombre, aún a los enemigos. Pero repruebas las componendas: no se puede ser amigo tuyo y escandalizar con su vida de adulterio público. O contigo o contra ti. ¿Yo estoy contigo? Lo quiero con toda mi alma. (sigue tu oración personal)

¡Jerusalén, Jerusalen, que matas a los profetas y apedreas alos que sete envían!

Recomiendo el evangelio de hoy a tus amigos, compártelo con ellos. Dios te bendiga hermano en este día.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Responde a lo que se pregunta * Responde antes de que el límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.