Evangelio del día 13 de julio de 2016 (miércoles, XV semana del Tiempo Ordinario)

276
0
Compartir

Qué bonito es ver la alabanza que hace Jesús al Padre sobre los humildes, que son a su vez los escogidos.

El mismo Jesús también se hace hombre sencillo y humilde queriendo tener así ya una predilección hacia todo aquel que ha querido hacerse pequeño.
No es más grande el hombre, como cuando se humilla ante su Señor y cuando reconoce en la otredad del prójimo al mismo Cristo.
Tú miraste la humillación y la pequeñez de tu sierva María y, también  yo quiero que mires en mí a ese pequeño ser creado por ti que no se vanagloria ante nada que no seas tú.
Jesús considera como privilegiados de la proclamación del reino de los cielos a los inexpertos, o en otras palabras a los no instruidos en la ley.
Se presenta o define en el Evangelio de hoy como el Hijo del Padre, revelando que solo él es quien tiene la totalidad del poder y del saber, y por consiguiente de juzgar.
Mª Rosa S.Allely

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Responde a lo que se pregunta * Responde antes de que el límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.