Evangelio del día 5 de julio de 2016 (martes, XIV semana del Tiempo Ordinario)

703
0
Compartir

Jesús continua con su misión: “no he venido al mundo para ser servido, sino para servir”, y así es como por su poder sana y expulsa a los malos espíritus que se retuercen ante la magnitud de Cristo.

El Evangelio de hoy está muy relacionado con el del pasado domingo. El evangelista Mateo, igual que San Lucas; ambos dejan patente en sus escritos el mandato de Jesús ” rogad pues al Señor de la mies que mande trabajadores ”

Roguemos a Dios, que es amo y Señor de todo lo creado que se sirva de todos aquellos hijos que Él tenga a bien disponer: seglares, religiosos, consagrados, sacerdotes, misioneros…
Hay mucho que mostrarle al mundo y no podemos fatigarnos ante las grandes empresas.
El mismo Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñaba en las sinagogas, curaba enfermedades…
Vamos a sentir que hacemos suficiente asistiendo a misa? O hablando a la gente de Dios? O dedicándole a duras penas un Rosario a la Santísima Virgen? No. Sabemos que eso no es y nunca será suficiente, pero menos todavía es si durante este tiempo estival de vacaciones no dedicamos tiempo a ejercer obras de Misericordia, corporales y espirituales.

Dios no coge vacaciones , el trabajo sigue pendiente y hay mucho por hacer. La comodidad es amiga de la pereza, y ésta de la desazón. Recemos para no caer en este triste estado y perder el tiempo que se nos dio para trabajar en la mies.

MRosa S.Allely

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Responde a lo que se pregunta * Responde antes de que el límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.