Evangelio del día 7 de julio de 2016 (jueves, XIV semana del Tiempo Ordinario)

1044
0
Compartir

Una vez más la labor predicante que nos manda Jesús es clara: ” id y proclamad que el Reino de los cielos está cerca”.

Leyendo reflexiones acerca de este pasaje llego a la conclusión de que la síntesis de la predicación de Jesús no es otra que la conversión y el anuncio del reino de Dios; y el arrepentimiento es el primer peldaño para alcanzar la santidad o, en parte, para el camino de salvación.

Creer en el Reino no lo es todo. El siguiente paso es proclamarlo, de ahí la insistencia de Jesús que llama a absolutamente todos los hombres y mujeres del mundo.
La labor predicante ha de suponer un cambio radical de actitud y conducta.

Pero, qué es realmente el Reino de los cielos? Cuando Jesús habla de este reino no se refiere a una parcialidad de terreno. Nada más allá. El reinar de Dios se refiere a la restauración de la vida humana, que tras arrepentirse de su pecado y reconocer en Jesús al Cristo que vive, alcanzar la gloria de la vida eterna.

Mª Rosa S.Allely

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Responde a lo que se pregunta * Responde antes de que el límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.