¿Porqué no se quita usted la sotana?

1258
0
Compartir
Mª Rosa Sánchez
El Padre Antonio Maria Domenech, es un sacerdote de la Diócesis de Cuenca, miembro de La Sociedad Misionera de Cristo Rey. Vive en un pueblo de poco más de 700 habitantes; Santa María del Campo Rus, Parroquia de la cual es el sacerdote. En este video improvisado explica de un modo abierto, porque no es partidario de vestir sin su sotana.
Y es que la sotana, podríamos decir que es o debiera ser el “uniforme sacerdotal”. Un uniforme que está plagado de excelencias y virtudes y, que debe testimoniar que es un hombre consagrado a Dios.
¿Por qué reconocemos a un policía? ¿o a un bombero? ¿o a un médico? Todos ellos llevan su uniforme, y todos ellos prestan ayudan a la sociedad. De igual manera el sacerdote.
Si nos roban por la calle, acudimos enseguida al guarida, porque le reconocemos fácilmente. Va vestido con una prenda que en ese momento le hace distinto al resto. Tiene autoridad en ese momento. De igual modo el sacerdote.
Pero, ¿por qué sorprende entonces ver a un sacerdote vestir sotana? En primer lugar no porque esta vestimenta haya perdido su “utilidad” sino porque entre el clero, esta costumbre tal vez se haya ido relajando. Por eso, tal y como dice el Padre Antonio Maria: ” la llevo por mi voluntad“. Y es que, porque forma parte del clero, tiene la libertad de decidir si quiere llevarla o no.
La sotana, nos recuerda que ese hombre que vemos caminar por la calle, es un sacerdote. Y, este recuerdo le sirve también a él mismo, porque ha decidido valientemente (dad las circunstancias de hoy día) darse a conocer como ministro de Dios en la Tierra. De ahí que es a su vez representante ( con el hábito, claro está) de lo divino en lo terrenal.
Si escuchan con atención el video, oirán que en cierta parte el Padre Antonio María dice: ” visto con sotana porque me ha servido para bastante en la vida“. Seguramente, con esta afirmación lo que este sacerdote viene a decirnos es que, el vestir con sotana le ha librado de peligros.. Ni que decir tiene el hecho que vestir sotana puede frenar las ofensas del que lo lleva. Y, por último,
parafraseando al Padre Antonio: “¿habrá libertad de “vestición”, no”?
 
¡Exacto! Del mismo modo que la sociedad se llena la boca con la palabra “tolerancia”, sean pues tolerantes ante las decisiones de aquellos sacerdotes que visten sotana. Una sotana que por cierto, es una prenda austera, libre de cualquier ostentación, de la que casi siempre es criticada la Iglesia.
Oremos pues por los sacerdotes y por todos aquellos que después de leer este artículo seguirán preguntando :”¿ Por qué no se quita usted la sotana?
MªRosa.S

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Responde a lo que se pregunta * Responde antes de que el límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.